jarryginebra2019

Nicolás Jarry vendió cara su derrota en la final del ATP 250 de Ginebra

Nacional tuvo dos match points para haber conseguido su primer título individual a nivel ATP. Retornará al grupo de los 60 mejores del mundo.

En vicecampeonato terminó para Nicolás Jarry (75°ATP) el ATP 250 de Ginebra.

La segunda mejor raqueta masculina del país en sencillos fue protagonista junto al cinco del mundo, el alemán Alexander Zverev (5°), de un cierre que tuvo todo lo que demanda una instancia final.

Dramatismo, gran nivel de juego por ambos, suspenso debido a las dos interrupciones que sufrió el partido por lluvia e incluso un berrinche del germano hacia la organización del torneo a raíz de lo anterior.

El match transitó con un nacional que fue de menos a más, forzando un tercer parcial que se definió a lo Jarry; mediante un tie break.

Pese a una soberbia reacción de la “Torre”, que comenzó la definición 0-4, lamentablemente no logró materializar los dos puntos de partidos que tuvo en la “muerte súbita”. Zverev se quedó con el compromiso por parciales 6-3, 3-6 y 7-6(8) en casi 3 horas de cotejo.

Segunda final perdida para Nicolás en dos intentos. Claro que esta vez deja buenas sensaciones, por el rival y por la enorme semana que terminó con los fantasmas de un irregular arranque de temporada. El aspecto a considerar, los cuatro partidos que lo colocaron en la final fueron sin perder ningún set.

La cosecha de Jarry en Suiza lo hará trepar en el escalafón mundial hasta la posición 58. Con dicha plaza llegará a disputar una nueva versión de Roland Garros, segundo major del año donde enfrentará en primera ronda al argentino Juan Martín del Potro (9°).

Los comentarios están cerrados.