jorgeduccidr18

Compatriota aprueba curso white badge para árbitros celebrado en República Dominicana

Jorge Ducci consigue certificación en Santo Domingo, contribuyendo a un gran año para el referato nacional.

Las buenas nuevas para el tenis chileno no paran de suceder durante este inolvidable 2018.

Hace un mes atrás compartíamos la noticia de dos compatriotas que aprobaron un curso chapa verde para árbitros realizado en nuestro país.

Ahora otro nacional es quien concentra la atención. Jorge Ducci (35 años, periodista) alcanzó un importante hito en una carrera meteórica, al certificarse como white badge durante la cátedra celebrada en Santo Domingo, República Dominica, desde el 28 de noviembre hasta el 2 del presente mes.

Ducci, comunicador especializado en tenis, con paso por el sitio web de la ATP en su versión en español, nos relata un poco más sobre este veloz proceso en el que se encuentra, siendo destacado por algunos de sus pares pese a su poca experiencia en el referato.

-Jorge, siempre has estado ligado al tenis, ¿Qué te sedujo para seguir una carrera como árbitro?

“Tuve la suerte de cuando trabajé en el sitio de la ATP en español viajé a varios torneos, incluso pude viajar al Master de Londres. Estuve en Miami, Buenos Aires, Río, y en realidad siempre me llamó la atención la pega de los árbitros, el estar pendiente de eso, ver cómo funcionaban.

 Siempre imaginaba las pegas entretenidas que podría tener el tenis en cuanto a poder estar viajando a los grandes torneos, y obviamente el arbitraje era uno de los puntos que más me llamaba a la atención. Eso junto con el tema de los que son relacionadores públicos de la ATP, que también están en cada torneo, que son los encargados de hacer el nexo entre los jugadores y la prensa, siempre fueron como las dos cosas que me llamaban mucho la atención en cuanto al tenis. Y bueno, finalmente hace un par de años, decidí que quería hacer algo más directamente ligado al tenis, y opté por el arbitraje. Opté por eso porque lo encontré entretenido y siempre creí que lo podía hacer bien si me preparaba adecuadamente”.

 

-¿Tuviste el tiempo suficiente para preparar el curso realizado en República Dominicana?

“Me hice el tiempo. Diría que me preparé unas seis semanas antes, me puse las pilas a full, obviamente al final es repasar material que ya había visto muchas veces, lo había visto cuando hice el curso nacional, y antes de los torneos donde he trabajado, siempre me preocupé de prepararme bien, leerme las reglas y todo, pero lógicamente necesitaba refrescarlo y necesitaba verlo de manera más detallada, así que le dediqué al menos un mes y medio, prácticamente todos los días, aunque fuera una hora, un par de horas, repasando, leyendo.

Además, uno de los muchachos me agregó a un chat con los que íbamos a dar el curso, un grupo de cinco, seis árbitros, así que ahí, casi todos los días iban haciendo preguntas, cosas que ellos sabían que podrían preguntar en el curso, entonces ahí, uno iba aclarando dudas y eso también fue bastante útil”.

 

-¿Qué te llamó la atención durante el curso, quienes fueron los tutores?

“Uff, tuve la suerte de estar con tres monstruos del arbitraje, como Ricardo Reis de Brasil, Jimmy Pinoargote de Ecuador y Carlos Ramos de Portugal. Lo que más me llamó la atención fue la calidad y los conocimientos que tienen, que es realmente increíble, especialmente Carlos Ramos que fue quien lideró el curso. El nivel de conocimiento y la capacidad de explicar bien, una cosa es saber mucho y otra cosa es poder explicarlo y saber plantear todo de distintas maneras, y ellos, desde el primer día, dijeron que lo más importante para ellos era que nosotros entendiéramos las reglas, no solamente que las supiéramos de memoria, porque así, al entenderlas, íbamos a saber cómo resolver situaciones que lógicamente no están en el libro, y son cosas que no se ven todos los días, pero de repente pasan cosas inesperadas y si uno entiende las reglas, es capaz de resolverlas adecuadamente. Ese nivel de profundidad del conocimiento fue lo que me llamó la atención de ellos, y que siento que fueron capaces de transmitir, al menos a mí me llegó de manera súper fuerte y creo que me va a servir muchísimo para lo que viene”.

Ducci (segundo de izq a der) posando con sus tutores (en el mismo orden) Ricardo Reis, Jimmy Pinoargote y Carlos Ramos.
Ducci (segundo de izq a der) posando con sus tutores (en el mismo orden) Ricardo Reis, Jimmy Pinoargote y Carlos Ramos.

-El 2019 viene cargado de cambios, comienza el ITF World Tennis Tour, parte una nueva Copa Davis, ¿Se habló de ello durante la cátedra?

“La verdad es que no hablamos de Copa Davis, no lo pasamos en realidad porque ellos dijeron que no era parte del white badge, así que no lo vimos y lo del ITF World Tennis Tour la verdad es que lo hablaron muy por encima en cuanto a por qué se había armado un poco, al tema de que se redujera un poco el ranking y cosas así, pero sinceramente, la verdad se habló prácticamente nada sobre eso”.

 

-Eres uno de los árbitros de mayor proyección, tus pares tienen buenos comentarios sobre ti, ¿Qué opinión tienes de ello?

“Me sorprende gratamente, no porque no crea que lo haya hecho bien, pero porque en realidad uno recibe cierto feedback durante los torneos,  pero tampoco es tan profundo, al menos no de mis pares. Si obviamente de los referees que te evalúan diariamente, y aparte yo tampoco he trabajado en tantos torneos, tampoco he compartido tanto tiempo con el cuerpo de árbitros acá en Chile, entonces, a pesar de lo poco que ellos me conocen, que hablen bien de mí, tengan buenos comentarios, me llena de orgullo porque al final ellos son el parámetro que yo tengo, ellos son los que saben. Obviamente llevan muchísimos años más que yo, me han ayudado muchísimo todos los árbitros acá de Chile, han sido súper buena gente conmigo, me han acogido con los brazos abiertos, todos han tenido alguna palabra de consejo y la verdad he tratado de absorber todo eso con mucha humildad porque, como te digo, estoy empezando recién, todo ha sido muy rápido, pero creo que es porque he intentado tener las antenas abiertas y absorber todo lo que me dice la gente, así que el saber que lo estoy haciendo bien, o al menos a los ojos del resto lo estoy haciendo bien es un motivo de orgullo y agradecimiento para todos los otros árbitros que me han ayudado mucho”.

 

-¿Cómo proyectas tu carrera, cuáles son tus planes en el tenis a través del arbitraje?

“Me encantaría dedicarme lo que más pueda a esto. Es difícil, no solo en Chile, sino en Sudamérica porque cada vez hay menos torneos y lógicamente ya empezar a viajar implica un costo que es complicado. Mi idea es seguir el consejo que me dieron los tutores en el curso, básicamente es poder sumar la mayor experiencia posible, claramente en el curso yo era el que menos experiencia tenía, entonces eso me lo recalcaron al final, no como algo negativo, pero como algo que lógicamente era necesario que yo hiciera, dar el siguiente paso arbitrando mucho, aplicando todas las cosas que aprendí en el curso, y con cosas que uno va tomando con el ritmo.

Uno no saca nada con aprenderlo si no lo pone en práctica haciendo partidos, así que mi idea es, en el corto plazo, sumar la mayor cantidad de partidos, hacer todos los torneos que pueda e idealmente, en el mediano plazo creo yo, empezar a proyectarme más, pero como dije antes llevo muy poco tiempo, creo que todo se ha dado más rápido de lo que esperaba lo cual es bueno, pero también es una responsabilidad tener una certificación internacional y representar a un cuerpo arbitral que es de bastante buen nivel como el de Chile, así que es un lindo desafío y la verdad espero proyectarme lo que más pueda, lo más lejos posible en esta carrera”.

 

Los comentarios están cerrados.